El secreto del éxito en internet pasa por:

1- El diseño y desarrollo de tu web, este punto está claro, sin web no hay éxito en internet. Es tu escaparate, donde puedes dar a conocer tus productos y servicios

2- Posicionar tu web en primeros puestos de los buscadores, ya sea mediante resultados naturales (SEO) o mediante campañas de pago por clic en Google u otros (SEM)

3- El email marketing, para que a diferencia del SEO o SEM, puedas dar a conocer tus productos y servicios a aquellos que no te están buscando en este preciso momento, les mantienes informados y son clientes que suelen convertir muy bien ya que han sido previamente tus clientes o se han inscrito a tu boletín para que les informes, con lo cual están interesados en tu materia.

Existen muchos otros servicios complementarios: marketing de vídeos, optimización web, redacción de artículos y contenidos, etc. que podrás hacer servir para mejorar la experiencia del usuario en tu web y con ello atraer más tráfico.




¿Por qué se ha de renovar una web?

Renovar una web y actualizar su diseñoRenovar una web cada cierto tiempo es imprescindible para que los usuarios tengan una buena experiencia y vamos a explicar por qué…

¿hace ya mucho tiempo que tienes una web y notas que no recibes tantas visitas ni tantas consultas como tiempo atrás?

Es normal… Como todo en la vida, incluso las tecnologías con las que se crean las webs, así como las tendencias, cambian considerablemente.

Renovar una web: 7 motivos por los que actualizar el diseño de una página web

1. MODERNIZAR LA IMAGEN DE LA WEB

Y créeme, este es uno de los principales motivos para renovar una web. Al igual que pasa con la ropa, en el diseño web hay modas y tendencias.

A veces los clientes argumentan que están contentos con el diseño de sus web, pero no tiene que ver con gustos, sino con la experiencia que recibe el usuario cuando visita tu web.

Hoy en día has de potenciar que quien visita tu web pase un rato considerable y no se convierta en lo que comúnmente llamamos “rebote” o lo que es lo mismo, abandono de web en la primera página que visita el usuario, y que por supuesto es muy tenido en cuenta, uno de los muchos factores, por el todopoderoso Google para penalizarte o impulsarte.

2. LA USABILIDAD

Se ha de analizar la estructura de la web, el modo en el que se presenta el sistema de navegación, a cuentos clics estamos de la página principal, tipología de fuentes, imágenes… ¿existen animaciones? ¿con que tecnología están hechas estas animaciones? ¿son en flash? si es así, hay que tomar cartas en el asunto ya que flash, además de no ser legible por los buscadores resulta que no es visible ni en tablets ni en smartphones, con lo cual resultará en una experiencia negativa para el visitante, que posiblemente abandonará tu web rápidamente.

3. VISIBILIDAD EN TABLETS Y SMARTPHONES

Si tu web tiene ya una cierta edad es muy probable que no sea una  web responsive o adaptable, y con ello que no se vea correctamente en móviles y tablets.

Pues bien, las estadísticas indican claramente que en torno al 50% de los usuarios navegan a través de su móvil o tablet.

Con este panorama, y además en constante crecimiento, se hace imprescindible disponer de una web responsive o adaptable y que navegar por tu web se convierta en una experiencia positiva para el usuario  ¡ese es el objetivo!

4. EL USO DE FLASH

Lo hemos mencionado anteriormente, olvídate del resultón Flash, porque no se verá ni en móviles ni en tablets.

No lo utilices ni como base principal ni como complemento en la web, si buscas causar una buena impresión existen otras maneras de presentar imágenes y texto en movimiento y perfectamente legible por los buscadores así como visible en tablets y móviles.

5. ORGANIZACIÓN DE LOS CONTENIDOS TEXTUALES

En este punto seremos breves: no escatimes en recursos ni quieras ahorrar donde no debes.

Presenta cada servicio que presta tu empresa bajo una sección, no quieras hablar en una única página de muchos servicios a la vez. No te dará buenos resultados en los buscadores. Hablamos de este punto ya que muchas empresas que tienen webs antiguas presentan este rasgo: agrupan todos sus servicios en una única página o botón.

Este paso garantizará la indexación de cada uno de tus apartados de servicios por separado provocando un mayor número de visitas a tu web de personas interesadas en éstos.

6. OPTIMIZAR PARA TODOS LOS NAVEGADORES

Otro aspecto a tener en cuenta en webs de cierta edad es que probablemente se tejieron teniendo como referencia el a día de hoy no tan usado internet explorer, que gozaba entonces casi en exclusiva de toda la popularidad.

Has de pensar que hoy en día Chorme y Firefox, entre otros, están muy consolidados en su uso y son alternativas muy sólidas para navegar.

7. USO DE REDES SOCIALES

Las webs de cierta edad no se concibieron para las redes sociales, no presentan iconos sociales que propicien la compartición social de cada sección de la web, ni disponen de la programación óptima para compartir el contenido de cada página de manera correcta, con sus correspondientes meta tags sociales e indicadores de imágenes para compartir; todo ello imprescindible también a día de hoy si quieres que tu empresa se haga eco en las redes sociales, incluso aún sin que tu empresa haga uso de ellas.

 

Como conclusión, ahora más que nunca, has que hacer caso del dicho RENOVARSE O MORIR si quieres no solo fidelizar a tus clientes, sino también conseguir nuevas oportunidades de negocio y generar nuevas ventas.

Renovar una web es fundamental si ésta es ya antigua.

Deja tu comentario